Home » Cartas al Director » Dedicado a mis hermanos por «José Luís García Carreño»

Dedicado a mis hermanos por «José Luís García Carreño»

Dedicada esta publicación a todos los Hermanos que han pasado por esta maravillosa Hermandad.

Mi ingreso en la Hermandad de las Angustias fue gracias a Antonio Gil Delgado y su Señora, María Pangusión; que me ficharon para montar el paso de la Virgen. Fue para mí una satisfacción enorme formar parte de esta Cofradía.

Yo tenía mi gusanillo Cofrade desde muy pequeño. Mis Padres y familia siempre han vivido con intensidad la Semana Santa. Mi Padre me hizo un paso de hierro, y tengo una imagen de la Virgen vestida de mi bisabuela, la colocábamos en dicho paso y los amigos y vecinos, la procesionábamos por la calle de los Reyes, Encrucijada y calle Pedro Álvarez, (esta imagen obra en mi poder).

Estando en la escuela de Don Marcelino Blanco, mi padre me hizo hermano de Ntro. Padre Jesús Nazareno, justo en los principios de su reorganización de la Hermandad por Pepe “El Pellejero”, Antonio Carreño (mi tío), mi Padre (El Niño de el Metro), y un nutrido grupo de amigos que se reunían en la Plaza en el Bar “El Pellejero”, estuve varios años y procesionábamos sin túnicas.

Cuando me fui a estudiar a Los Salesianos de Jerez, y en unas vacaciones de Semana Santa, fue cuando ingresé  de hermano en Las Angustias; me gustó mucho el clima tan bueno que se respiraba en la Hermandad, y me ofrecí a colaborar en lo que me encomendó el Hermano Mayor: Pepe Cabrera, Antonio Gil y su Señora María Pangusión, que era Camarera de la Virgen de Las Angustias.

Mi primer maestro en la Hermandad fuePepe Jarava(que vivía en la Encrucijada), él era el encargado del Patrimonio de la Cofradía. Yo tomé al pie de la letra sus consejos; estuve varios años de encargado de tener a punto todos los enseres, así como el montaje de los pasos en Semana Santa y hacer el inventario del patrimonio de la Hermandad.

A los dos años de estar en la Hermandad, la Junta de Gobierno presidida porPepe Cabrera,ante nuestro Consiliario Don José Manuel Álvarez, se convocó Cabildo General de Hermanos, con la idea de que los jóvenes tomaran las riendas de la Hermandad. El Cabildo eligióa CarlosPangunsión como Hermano Mayor y le acompañabanLuis Mozo,Manuel Alpresa, ManuelÁlvarez y un buen numero de estudiantes. A mí me nombraron Albaceas, o sea que seguía con la misma función que desempeñaba hasta ese día.

Me dediqué a organizar el montaje del Paso, organizar los enseres de la Cofradía para salir en procesión; entonces solo procesionaba la imagen de Las Angustias.

Al tomar posesión los jóvenes de la Junta de Gobierno, decidimos sacra en procesión al Cristo Crucificado de la Iglesia de San Francisco; y lo hicimos con la ayuda de médicos, ats, boticarios y demás personal del gremio de los sanitarios de quienes era titular el SantísimoCristo de laVera Cruz, quienes colaboraron económicamente con su granito de arena; pues las únicas entradas que entonces había eran las cuotas de los Hermanos y la lotería de Navidad.  Y sacamosel Cristomuchos años más, y nos gustó que Él acompañara a su Madre, Ntra. Sra. De Las Angustias.

Un año el Viernes Santo, fue un día muy triste para Villamartín y la Hermandad, pues en la madrugada del Jueves – Viernes Santo, hubo un accidente de trafico en la carreterade Arcos, y murieron dos paisanos nuestros. Una chica, hija de la familia Alpresa y otra de la familia de los Aguilera. Dos maravillosas personas, que iban con sus novios a ver el Nazareno de Arcos. También murió, Lebrónde Bornos, novio de una de ellas y conductor del coche. ¡Qué Viernes Santa más malo y triste!. El recogimiento fue la nota de la Cofradía ese día, ofreciéndoles a ellos nuestro acto de penitencia por ellas que eran amigas de los Hermanos. Creo que ese día no lo olvidare nunca. Rezamos por sus almas antes de salir en Procesión.

Las vivencias de esos años, que los jóvenes formaban la Junta de Gobierno, fue muy positiva, había mucha unión entre los Cofrades. En aquellos años el tradicional Triduo a Las Angustias, lo pusimos en Semana Santa pues la mayoría éramos estudiantes y la mayoría estudiábamos fuera de Villamartín. Lo hacíamos con la Imagen delCristo en ellado izquierdo, el Altar en el Centro y la Virgen al otro lado, quedando realmente muy bonito.

Al Triduo asistían muchos Hermanos y personas, la Iglesia se llenaba de fieles. Pasábamos unas Semanas Santas muy buenas, teníamos nuestras Tertulias en el Bar Terrón y en lo Pepe Liaño enla calleEl Santo, donde teníamos las cervecitas, manzanillas y las tapitas y así nos poníamos a trabajar en nuestros respectivos cargos de la Hermandad.

Nuestros Capataces eran Pepe (El Papafrita) del paso de la Virgen y Pepe (Mochale el Fontanero). Dos buenos capataces enseñados en su oficio por Paco Escobar, que fue el primer Capataz de Las Angustias, cuñado de Pepe Cabrera.

El problema que tuvimos los estudiantes, era que ya algunos terminaban sus carreras y se iban a trabajar fuera de Villamartín. Así que un año tuvimos que coger la Hermandad en un tiempo record.Pepe Cabrera (que ya aquejaba serios problemas de salud), Antonio Gil Delgado,Manuel Alpresa,Juan(Papa Frita),Lorenzo RuizMesa, Don José Manuel Álvarez que nos animaron mucho, y un buen numero de Hermanos que nos pusimos a trabajar y a buscar los medios económicos para procesionar nuestras imágenes. Tuvimos bastante éxito e hicimos una brillante procesión, fue un orgullo tener a nuestra Virgen de Las Angustias yel Cristoenla calleen su acto procesional.

Al año siguiente tomó el cargo de Hermano MayorLorenzo RuizMesa, yo seguí unos años más, hasta que por motivos de trabajo me trasladaron a Jaén, y muy a mi pesar tuve que abandonar la Hermandad.

Un año cogí vacaciones por Semana Santa, y pude hacer estación de Penitencia con mi Hermandad; los Hermanos me tributaron un amable y cordial recibimiento que no olvidaré nunca, incluso me cedieron una pértiga de la Junta de Gobierno.

Le digo a los jóvenes de la Hermandad, y a todos los hermanos, que merece la pena trabajar por Las Angustias, es una Cofradía que siempre ha tenido esa cosa especial de recogimiento, hermandad, devoción a nuestros Titulares . Y entre todos a trabajar a una, para que siempre seamos los que demos ejemplo a todo el mundo de nuestro vivir religiosamente, nuestro cariño y fervor por Ntra. Sra. De Las Angustias.

Aquí tenéis en Jaén un Hermano que ama a su Hermandad.

Check Also

Mensaje de Antonio Luis Gómez, costalero del Prendimiento

En un viernes de Dolores diferente, y que iba a ser el último, pero ya …

One comment

  1. Desearia información de como se llamaba EL NIÑO DEL METRO. Nombre y apellidos. Gracias.

Deja un comentario