viernes , 23 febrero 2018
Estás aquí: Inicio » Noticias Cofrades » Lecturas del día » La Iglesia celebra hoy la festividad de Santa Escolástica
La Iglesia celebra hoy la festividad de Santa Escolástica

La Iglesia celebra hoy la festividad de Santa Escolástica

Sábado de la quinta semana del tiempo ordinario

Evangelio según San Marcos 8,1-10. 

En esos días, volvió a reunirse una gran multitud, y como no tenían qué comer, Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: 
“Me da pena esta multitud, porque hace tres días que están conmigo y no tienen qué comer. 
Si los mando en ayunas a sus casas, van a desfallecer en el camino, y algunos han venido de lejos”. 
Los discípulos le preguntaron: “¿Cómo se podría conseguir pan en este lugar desierto para darles de comer?”. 
El les dijo: “¿Cuántos panes tienen ustedes?”. Ellos respondieron: “Siete”. 
Entonces él ordenó a la multitud que se sentara en el suelo, después tomó los siete panes, dio gracias, los partió y los fue entregando a sus discípulos para que los distribuyeran. Ellos los repartieron entre la multitud. 
Tenían, además, unos cuantos pescados pequeños, y después de pronunciar la bendición sobre ellos, mandó que también los repartieran. 
Comieron hasta saciarse y todavía se recogieron siete canastas con lo que había sobrado. 
Eran unas cuatro mil personas. Luego Jesús los despidió. 
En seguida subió a la barca con sus discípulos y fue a la región de Dalmanuta. 

Santa Escolástica

Tenía la costumbre de visitar a San Benito una vez al año y como no estaba permitido que entrar al monasterio, él salía a su encuentro para llevarla a una casa de confianza, donde los hermanos pasaban la velada orando, cantando himnos de alabanza a Dios y discutiendo asuntos espirituales. Sobre la última visita, San Gregorio hace una notable descripción, en la cual, la santa presintiendo que no volvería ver más a su hermano, le rogó que no partiera esa noche sino al día siguiente, pero San Benito se sintió incapaz de romper las reglas de su monasterio.

Entonces, Santa Escolástica apeló a Dios con una ferviente oración para que interviniera en su ayuda, y acto seguido, estalló una fuerte tormenta que impidió que su hermano regresara al monasterio. Los dos santos pasaron la noche hablando de las cosas santas y de asuntos espirituales. Tres días después, la santa murió, y su hermano que se encontraba absorto en la oración tuvo la visión del alma de su hermana ascendiendo al cielo en forma de paloma.

Deja un Comentario

Scroll To Top